lunes, 23 de junio de 2008

Maximino Ochagavía, Tratado de Letras y Caligrafía.

Calígrafo, litógrafo y grabador, (1886/1990) se inicio desde muy niño en el arte de la caligrafía en Logroño, su ciudad natal, auspiciado por su profesor Ildefonso Moreno presento en la exposición Regional del Instituto General y Técnico de Logroño, varias laminas de caligrafía, posteriormente en el año 1905, fue discípulo del calígrafo Don Vicente F. Villaciergo calígrafo de la Real Casa de España, sucesor de Iturzaeta y Torio de la Riva, emigra a BsAs, Argentina en el año 1913.

Este libro lo encontré accidentalmente cuando tenia mas preguntas que respuestas sobre la caligrafía y fue en el 2002, una tarde grisácea, aburrida, fría y húmeda del invierno limeño que me lleno de alegría e inspiración hasta el día de hoy, lo curioso es que existen pocas referencias en Argentina sobre su trayectoria como artista del lettering y caligrafía, la fecha de la publicación corresponde a la migración española de inicios del siglo XX, cabe suponer que ejerció actividades comerciales y culturales digno de su profesión, en el libro observamos bellas piezas en el manejo de la pluma puntiaguda flexible ”pointed pen” cabeceros y titulares “Mastheads” así como “Ex Libris” de una incomparable belleza y acierto en su ejecución.

El autor nos señala en su prefacio “La finalidad exclusivamente practica de este libro, consiste en facilitar la construcción de las letras de los alfabetos modernos” sin embargo en el índice hay referencias históricas del arte de la escritura desde sus orígenes hasta el lettering publicitario de inicios del siglo XX.

Don Maximino Ochagavía concluye con esta sentencia “Claridad, Igualdad, Proporción, Simetría y Elegancia, son puntos capitales de esta estética de la caligrafía. Hacer de las letras una obra de alto valor artístico es preocupación esencial del calígrafo. Y difícilmente podrá lograrlo quien no posea la base de un riguroso estudio teórico-practico.”





No hay comentarios: